En memoria de Cristiana Nouzille, por Ángel del Río

Compartimos aquí las indispensables y emotivas palabras de Ángel del Río:

El pasado 14 de agosto fallecía en Pau (Francia), a los 89 años de edad, Cristiana Nouzille, la mujer del combatiente republicano de Espejo (Córdoba), resistente antifascista en la Francia ocupada y superviviente del campo nazi de Buchenwald Virgilio Peña.

Quisiera plasmar en unas pocas líneas la relevancia, tantas veces ignorada y desapercibida, de mujeres como Cristiana en los procesos de resiliencia y rehabilitación de los supervivientes de los campos de concentración que arrastraban graves secuelas físicas y terribles traumas psicológicos.

Tras la liberación del campo el 11 de abril de 1945, Virgilio Peña es internado durante nueve meses en una residencia de descanso en la ciudad de Pau –que sería a la postre su lugar de residencia–, habilitada para recuperar a las víctimas de la guerra. En una de las muchas manifestaciones antifranquistas que se celebraban esos años en Pau, conoce a su mujer, Cristiana, con la que forma una familia con cuatro hijos.

Virgilio nunca ha escatimado palabras de elogio, consideración y cariño para Cristiana: “Ella lo ha sido todo para mí, mi compañera, mi enfermera, mi amiga… yo no hubiera sido quien soy, ni hubiera llegado hasta aquí sin ella”. Asegura haber tenido una relación perfectamente armónica en los más de 67 años de convivencia en los que han compartido y participado de un mismo ideal de lucha y justicia social.

Como han relatado muchos de los deportados supervivientes, la experiencia traumática y el horror de los campos nunca se va del todo y aparece con recurrencia generando ansiedad y desasosiego. Para sobreponerse a este dolor ha sido esencial el rol desempeñado por estas mujeres como Cristiana (y quiero recordar aquí a Aimée y Simone, las mujeres de los deportados al campo de Mauthausen Eduardo Escot y Antonio Muñoz) que desde el principio dispusieron todo lo posible por amortiguar las heridas del fascismo.

Afortunadamente Cristiana pudo celebrar el 100 aniversario de Virgilio el pasado 2 de enero y el homenaje que le tributaron el pasado mes de junio en Pau con destacada presencia de personas del ámbito del exilio republicano en Francia que todavía se mantiene vigoroso. Cristiana era una persona muy querida tanto en su tierra natal, Pau (Pirineos Atlánticos, Francia), como en la Córdoba de Virgilio. Tuvimos la satisfacción de conocerla con ocasión de la realización de una serie de entrevistas a Virgilio para el libro y documental “Memoria de las cenizas” en su domicilio en Bilière y en alguna de sus visitas a Córdoba, y damos fe de la ternura de su presencia que no dejaba indiferente a nadie. Era lo que se dice, con todo el rigor del término, una persona buena. Se fue un 14 de agosto sin hacer ruido y desempeñando sus actividades cotidianas: “El día anterior estaba podando los geranios del jardín” relata un desconsolado Virgilio al que mandamos todo el ánimo.

Descanse en paz. Nunca la olvidaremos.

Cristiana Nouzille nació en Pau, el 3/10/1924 y fallece en Pau el 14/8/2014.

Ángel del Río (Amical de Mauthuasen y otros campos)

FOTOS: Mariano Agudo. Cristiana y Virgilio. Y Cristiana, Virgilio y miembros de Intermedia Producciones durante el rodaje de “Memoria de las cenizas”